El Gran Cañón del Colorado

La visita al Parque Nacional del Gran Cañón del Colorado es un tour tradicional para los turistas que llegan a Las Vegas y la obligación de hacer un desvío para todos aquellos que recorren la famosa Ruta66.

Desde la capital del juego se puede llegar y sobrevolar el corte en avioneta o contratar una de las empresas que hacen la excursión en autobús. Con nieve o sin la Señora Blanca, el Cañón es precioso. 

Los que no tienen prisa, se pueden alojar en el Ángel Lodge, y los que no van a pasar ninguna noche en el sitio pueden usar este antiguo parador fundado en el año 1935 como referencia porque está ubicado en el anillo sur a tan solo unos pasos de corte.

Este parador construido con madera en el estilo rústico de la época es un verdadero monumento. Nos recibe una estufa de piedra que la vista agradece cuando no es necesario encenderla y el cuerpo en época de invierno.

Un viaje a las profundidades del Gran Cañón del Colorado, es un viaje a través de un espacio por el tiempo porque el corte transversal del cauce del río permite observar como en ningún otro lugar en el mundo el depósito de rocas a través de doce mil millones de años.

La profundidad del Colorado supera los 1.500 metros y el camino está bien señalizado. Según las indicaciones comencé bajando a ritmo regular para dosificar el esfuerzo.

El cañón es una reserva llena de vida donde hay más colores: el verde de las plantas, los árboles y el arco iris de las flores.  

El Cañón del Colorado es una gran belleza y mejor negocio.

Los indios fueron los primeros habitantes del Cañón y todavía hoy existe una pequeña reserva. El Colorado es un lugar mágico rico de leyendas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *