Decoración de casas

Qué felicidad se respira cunado tenemos que preparar la habitación de un niño. No importa que sea para un bebé o para los nuevos hombrecitos y señoritas de la casa.

Las ideas inundan el ambiente y encontramos ideas por todas partes.

Una buena decoración infantil significa darle al niño o al bebé un lugar donde despertar todos sus sentidos, que les inspire tranquilidad y al mismo tiempo les haga volar la imaginación. No caigamos en el costumbrismo ni todas las niñas quieren un cuarto rosa, ni todos los niños quieren un cuarto azul con motivos marineros.

Una vez aplicado el color, escoged la opción de los vinilos decorativos. Hay muchas páginas en Internet en los que puedes encargarlos a medida y a unos precios sin competencia. Sólamente debéis elegir el motivo que os guste y pegarlo en la pared. Tranquilos, os podeis confundir cuantas veces queráis son de quita y pon.

Después de tener el decorado de fondo ya solo queda amueblar y las cortinas.

Si no tenemos mucho espacio podemos elegir camas con almacenaje en la parte inferior, o módulos con cajoneras. Sino con un simple Somier bastará para la cama del peque.

El cabecero lo podéis conseguir a parte.

Despúes, simplemente con los cuentos de los niños, los peluches y los juguetes bien colocados en una estantería modular con luces en la parte superior tendréis solucionado el aspecto del almacenaje.

Enmarcad algún dibujo de los niños o crearles una pizarra en al pared con pintura especial para pizarras. No es nada difícil y les tendréis entretenidos durante horas.

Para los niños es muy importante tener una buena luz para estudiar, jugar o leer, no escatiméis en puntos de luz, a los que a ellos le sea fácil acceder. Los led reducen enormemente la factura de la luz si os preocupa este aspecto.

 

Leave a Reply