Decoración vinilos

Con el vinilo los limites los pones tú. Tienes la posibilidad de dar un toque creativo a lugares inimaginados de tu casa o de tu local por muy poco dinero y esfuerzo y en el color que quieras.

Reemplaza ya esos cuadros aburridos y pasados de moda. Dale una nueva vida a tu habitación, tu cocina, el salón….

Puede ser uno de los tantos modelos y medidas que te ofrecemos, o puedes personalizarlo con tu propio diseño combinando texto y/o imágenes a tu gusto, adaptándolo a la medida que necesites.

Lo puedes aplicar tu mismo sobre paredes, muebles, cristales, electrodomesticos, azulejos, mamparas, puertas, metacrilatos, chapa… siempre que sean superficies lisas y limpias.

Si no tienes un espacio así,por ejemplo, si tus paredes son en gotelé, puedes crearlo añadiendo alguna placa de madera o metacrilato.

Marca la diferencia decorando las paredes o columnas de tu local, los clientes lo notarán. Un ambiente cuidado es muy importante a la hora de vender. Es ideal para restaurantes, oficinas, consultorios comercios.

El vinilo se quita fácilmente. Cuando te canses de verlo, o quieras cambiarlo por otro diseño, se quita suavemente desde los extremos, y listo.

COLOCACIÓN

La superficie donde lo vayas a colocar debe estar bien limpia y seca, si acabas de pintar, mejor esperar 4-5 días antes de colocarla, y no tener rugosidades, tiene que ser completamente lisa.

Desenrollar la pegatina, extenderla sobre una superficie plana, puede ser una mesao en el suelo y frotar el diseño con la espátula o un paño seco. Esto sirve para reforzar la adherencia y que quede plana. Verás que la pieza consta de 3 partes.

Sin despegar ninguno, ubicas la pegatina provisoriamente con cinta de carrocero de baja adherencia el el sitio elegido, midiendo si es necesario, para asegurar la posición. Este paso es importante, porque el vinilo no es reutilizable, una vez pegado no puedes reubicarlo, porque pierde la adherencia y la forma.

Si el diseño elegido es grande, seguramente vendrá en partes, para facilitarte el trabajo. Empieza por la de mayor tamaño.

Sin moverla del sitio, ve despegando suavemente la parte superior del papel siliconado de detrás, mientras vas pasando la espátula o un paño seco de lado a lado, bajando a medida que se va pegando el transportador con el diseño, descartando el papel siliconado.

Cuando hayas terminado, repasa firmemente sólo lo que es el diseño recortado, y retira luego las cintas de carrocero.

Ahora toca retirar el papel transportador. Tienes que hacerlo muy suavemente, de arriba hacia abajo, y mejor si es con un poco de inclinación, cuidando que el los bordes del vinilo queden adheridos a la pared.

Seguramente tendrás que repasar con la espátula alguna punta o saliente que se quiera quedar en el transportador.

Si te quedara alguna burbuja de aire, la pinchas a un lado con un alfiler, y empujas el aire desde el lado opuesto con la espátula, o con los dedos.

Se recomienda pulverizar primero la zona con agua para evitar burbujas y facilitar la extracción del transportador. Nunca debes utilizar este método en una pared.

Leave a Reply