Dormitorio juvenil

No siempre resulta sencillo ambientar y decorar la habitación de un adolescente. Los más jóvenes tienden a buscar ese toque personal que haga de su habitación un lugar único y acogedor. Por eso es imprescindible que sean ellos mismos quienes determinen las pautas de decoración de sus habitaciones, y que los adultos simplemente los ayudemos a hacerlo de la manera más práctica y estética posible.

El color de las paredes de la habitación pueden variar de acuerdo a los gustos del joven.

Las mujeres suelen elegir los tonos pasteles: rosado, celeste, beige o lavanda, mientras que los muchachos suelen optar por colores más fuertes y luminosos. Hay que tener en cuenta que los colores influyen mucho en el estado de ánimo, por lo que es recomendable elegir tonos pasteles para los adolescentes más activos e inquietos y colores brillantes para los más tranquilos e introvertidos.

En cuanto a los cuadros o posters, cada joven elegirá aquello que quiera colgar. Es importante que los padres estimulen las ambiciones de sus hijos colgando diplomas, menciones o colocando estantes con trofeos y premios que hayan recibido. La exposición de estos objetos en su habitación lo harán sentir orgulloso y lo estimularán para seguir creciendo.

El espacio es fundamental para un adolescente. Necesitará estantes, cajoneras y armarios para mantener en orden todas sus cosas.

Los muebles pueden ser clásicos las niñas suelen elegirlos más que los varones o más bien modernos. Podemos dejar que ellos los elijan o que restauren o pinten sus muebles viejos a gusto y así se sentirán mucho más cómodos.

Seguidamente el mobiliario de los dormitorios deberá aportar estanterías donde colocar algún trofeo si lo hay, cajoneras, perchas y armarios donde poder ordenar y colocar sus cosas.

Los muebles pueden ser juveniles modernos aunque las chicas suelen elegir, en algunos casos, el mueble clásico juvenil, aunque los más recomendable es que sean ellos los que decidan el estilo del mobiliario la decoración tan personal y los complementos para su habitación.

Si se dispone de poco espacio para el dormitorio, puede optar por tipos de muebles nidos, camas literas, camas abatibles pero sobretodo no escatime en sus camas de buenos colchones, almohadas y somieres para asegurarles un buen descanso.

Buenas sábanas y cubrecamas combinados a su gusto, con cajones en la parte debajo de la cama, armarios empotrados con puertas decoradas a juego de la habitación o si hay dificultad en la decoración, se pueden emplear grandes espejos en las puertas para darle amplitud, profundidad y luminosidad a la habitación.

Se debe dejar que cada uno elija sus pósters, cuadros, diplomas de estudios que harán las habitaciones y dormitorios muy acogedores, acompáñalos con bonitas cortinas de tela o stops a juego con los muebles o en el caso de los jóvenes, en contraste con los colores de las paredes.

La iluminacion de las habitaciones es importantísima pues le hará sentirse muy cómodo creando 2 tipos de luces: la luz de lectura y la luz indirectas regulable que haga del dormitorio un lugar muy agradable y relajante.

Los escritorios que utilicemos en los dormitorios juveniles, siempre que pueda ser, debemos colocarlos frente a las ventanas de las habitaciones para que tengan en la manera de lo posible buena luz sobretodo natural.

La comodidad en el trabajo nos obliga a que las sillas del dormitorio sean ergonómicas, del tipo empleado para muebles de oficinas con asiento, respaldo y brazos regulables, ajustables y adaptables.

Es muy importante que la habitación de un adolescente sea muy luminosa y confortable. Debe tener un lugar para escribir y hacer sus tareas si es un escritorio frente a una ventana, mejor y una cama muy cómoda, decorada con las sábanas y cubrecamas que más le gusten.

Leave a Reply