Seguridad al manipular pinturas y herramientas

El pintar nuestra casa puede ser una tarea divertida y de esparcimiento familiar. Pero debe tener en cuenta ciertos puntos con respecto al uso de los materiales y herramientas para la prevención de accidentes, y la seguridad de cada uno de los miembros de su familia.

Las pinturas de base aceite, son inflamables por lo que están disueltas en solventes generalmente derivados del petróleo. Además los vapores que despiden al ser aplicadas pueden ser tóxicos y en grandes cantidad combustibles en el aire. Por lo tanto debe tomar precauciones cuando trabaje con esmaltes sintéticos, fondo sintético, barnices, lacas, plastificantes e incluso entonadores universales.

No aspire el olor de la pintura directamente del envase.

Si trabajara con ella en interiores procure mantener la zona bien ventilada. Abra puertas y ventanas. Puede ubicar un ventilador en una ventana que arroje el aire al exterior.

Tómese su tiempo para respirar aire puro.

Si siente dolores de cabeza, mareos, ardor ocular o algún otros síntoma, suspenda la tarea.

No fume y aleje toda fuente de calor lejos del área donde se encuentre.

Asegúrese que la pintura no haga contacto con su piel, si lo hace puede limpiarse con algún tipo de solvente suave, y urgentemente lávese las manos con abundante agua y jabón.

No exponga a los vapores y olores que se desprenden de la pintura a niños, ancianos, mujeres embarazadas, y personas con problemas respiratorios.

Los diluyentes son perfectos combustibles, tenga mucho cuidado con los vapores que emanan.

Mantenga siempre los envases bien tapados mientras no están en uso.

Tenga cuidado que no se derramen.

Trate de comprar solo la pintura que va a utilizar. Si le sobra y desea guardarla, hágalo con cuidado. Tape bien los recipientes. Guarde en un lugar fresco y seco, fuera del alcance de los niños.

Si llega a producirse una combustión con este tipo de materiales,  apágalo con un extintor de CO2, polvo químico o arena. No use agua.

Lea siempre las etiquetas del envase de la pintura que valla a utilizar, no crea que lo sabe todo. Existen gran variedad de pinturas, e incluso un mismo material puede variar en los compuestos de fabricación y uso en el tiempo.

En caso de ingestión de pintura o solvente beba abundantes agua, no induzca al vómito y consulte con urgencia al médico.

Si los perjudicados son sus ojos, lave con abundante agua, si el ardor y la irritación persisten consulte a un especialista.

El polvo que se desprende de las paredes y objetos que lijemos puede resultar perjudicial para nuestro pulmones y vías respiratorias si son aspirados, trate de protegerse con barbijos o máscaras que filtren el aire.

En el caso de que retire pinturas con decapantes químicos, cuide sus manos con guantes gruesos, por el material, y por las herramientas que tal vez tenga que utilizar como espátulas afiladas, o viruta de acero, que pueden producir cortes profundos en la piel. Además los químicos que componen los decapantes son sumamente tóxicos, trate de no aspirarlos, realice el trabajo en exteriores, y de no poder ser así, mantenga la zona bien aireada.

Si pinta con pinturas en aerosoles, o trabaja con sopletes o cualquier tipo de pintura pulverizada no olvide usar los elementos personales de protección, gafas y mascarilla o barbijo le serán de gran ayuda.

Tenga mucho cuidado en las alturas. Use el calzado limpio. No se apoye en muebles frágiles.

 

Leave a Reply