Higiene dental: la importancia de cuidar tu boca 

higiene dental

En el artículo de hoy queremos hablar sobre cómo mantener una correcta rutina de higiene dental y lo importante que es para tener una boca sana y limpia. La boca forma parte del sistema digestivo, de hecho es donde se inicia la digestión, y por eso cualquier infección puede desencadenar diferentes enfermedades.

Este post va dirigido tanto a adultos como a niños, ya que si empezamos a temprana edad a cuidarnos, lograremos grandes resultados más adelante. Así que vamos a recomendar algunos consejos prácticos para que todos en casa podáis aplicar en el día a día, y recordar que acudáis siempre a un profesional que pueda informaros adecuadamente de forma personalizada.

¿Qué es la higiene bucodental?

Se trata de la rutina de cuidados y limpieza de la boca en general, es decir, lengua, encías y dientes. Gracias a las diferentes técnicas de higiene bucal como el cepillado de dientes, podemos mantener una correcta salud dental, luciendo unos dientes limpios y un aliento fresco.

Cuidar tu boca debe ser una costumbre diaria, realiza tu rutina al menos 2 veces al día, utilizando varios elementos como hilo dental, irrigadores, cepillos eléctricos y muchos más utensilios imprescindibles que puedes comprar en portalcual.com.

Hábitos para una buena higiene dental

Es necesario que cuides la higiene oral de manera habitual para prevenir caries, infecciones, etc. y puedas disfrutar de una boca saludable, no esperes a sentir dolor para empezar a lavarte más los dientes o acudir al dentista. 

Mantén una rutina con las siguientes recomendaciones:

  • Cepillar los dientes. Lo ideal es hacerlo tras cada comida, pero sobre todo es muy importante por las mañanas y antes de acostarte.
  • Utilizar hilo dental. Se recomienda pasar el hilo una vez al día antes del cepillado para que sea más eficaz, preferiblemente antes de ir a la cama.
  • Usar enjuague bucal. Enjuaga tu boca tras el cepillado, el líquido llegará a todos los rincones que no hayas podido alcanzar, eliminando bacterias y fortaleciendo las encías.
  • Reemplazar el cepillo. Cámbialo cada 3 meses aproximadamente, es una cuestión higiénica y te aseguras que las cerdas estén en buen estado.
  • Evitar alimentos que dañan el esmalte. El azúcar, las bebidas ácidas, el café o el vino, manchan o deterioran el esmalte.
  • Aléjate de malos hábitos. Fumar es una costumbre dañina para la salud en general, y también afecta a los dientes. El tabaco mancha el esmalte y deja un aliento horroroso. Otros malos hábitos sería utilizar los dientes para abrir tapones, apretar los dientes o cepillarlos mal.
  • Visita regularmente a tu dentista. Para que efectúe revisiones sobre el estado de tus dientes y encías, o realice algún tipo de tratamiento u operación si fuera necesario.

Por qué es tan importante la higiene bucal

Aplica a diario todos estos pasos de higiene y gozarás de una buena salud dental, tener una boca saludable es importante porque ayuda a prevenir diferentes enfermedades como gingivitis, pérdida de dientes y otras infecciones. 

Y no solamente evita dolencias a nivel bucal, sino que existen otras enfermedades relacionadas con la salud oral como problemas de digestión o síndrome de colon irritable.

Finalmente, queremos compartir que cuando hay algún tipo de infección bucal, debemos prestar atención a nuestra salud, ya que algunas investigaciones indican que el 90% de enfermedades sistémicas (diabetes, cáncer oral, leucemia…) se ven reflejadas con infecciones en la boca, como por ejemplo la inflamación de encías. Esto significa que si tenemos problemas bucodentales podrían estar indicándonos alguna enfermedad silenciosa.

Insistimos en lo importante que es la higiene dental para gozar de una buena salud, y es que son muchos los beneficios que nos aporta: una bonita sonrisa, encías y dientes sanos y previene de enfermedades.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario